miércoles, 13 de junio de 2007

SWEET JANE






¿Cuántos grandes clásicos se encuentran en la corta discografía de la Velvet Underground? Dentro de mis canciones favoritas hay unos cuantos; “Rock & Roll”, “Sunday Morning”, “Heroine”, “Waiting for the man”, “Oh! Sweet Nuthing”,… una de las mejores bandas de rock que hayan existido nunca. Recomendable subir el volumen del equipo de música y acompañar la escucha con un cigarrillo de humo bien denso.

Mi favorita, junto a Heroine, es “Sweet Jane”, tema que aparece en el último disco de la banda “Loaded”, sin lugar a dudas el LP más asequible para el gran público y lleno de éxitos. Este disco se grabó cuando el grupo ya se estaba disolviendo y cuando Lou Reed, compositor del tema, ya se había marchado mutilaron totalmente la canción para ajustarla a las radio fórmulas.

“Si hubiera sabido que la iban a cortar me habría quedado con ellos y les habría dicho lo qué hacer”, palabras de Lou Reed después del episodio. Afortunadamente en la reedición de Loaded aparece la versión completa.

La versión que os pongo es de los primeros tiempos de Lou Reed en solitario en el disco “Rock & Roll Animal”, uno de los mejores discos en directo jamás grabados, lleno de temas de la antigua banda del artista y algunos de su carrera en solitario. La introducción al tema es espectacular y cómo se va transformando en el famoso riff de guitarra no tiene precio, acabando el tema de manera pletórica.

Por cierto, hace unos cuantos años vi a Lou Reed en directo en Santiago y me decepcionó profundamente. Acababa de sacar un disco con poemas musicados de Poe y se pasó todo el concierto con temas desconocidos y bastante parados, sólo tocó de las míticas “White Light White Heat” y “Perfect Day”. Un par de días después tocó en Benicassim y se enfrentó al repertorio clásico que todos esperábamos en Compostela.

Se habla de que Lou Reed tiene un caché determinado, si la organización le paga ese caché pues toca lo que le da la gana mientras que si paga un plus el concierto es el que quiere el público, que es lo que pasó en el FIB. Ya podían haber pagado ese plus en Santiago!!! Podría haber sido memorable!!! Por cierto, sustituía a David Bowie que se había caído del cartel del festival, otro monstruo del r & r que pasará algún día por este blog.

Mañana más y mejor

1 comentario:

artabro dijo...

Je,je

Yo también estaba en Santiago esa noche. Había comprado la entrada por Bowie, pero el infarto que le dio unos días antes, ha impedido mi sueño de verlo en directo hasta ahora.
De ese festival recuerdo la energía de Muse, con lanzamiento de la guitarra al final contra un bafle, lo aburridillo del concierto de Reed (lo del caché es cierto), salvo cuando TODO el público al unísono suspiró con un "Ooohh" en el momento en el que tocó los primeros compases de "Perfect day", y, sobre todo el megaconcierto que ofrecieron los Cure (3 horas y hasta cuatrises), haciendo olvidar el agravio de Reed. De hecho, ese día comencé a apreciar a los Cure...

Saludetes